4 claves para preparar una tabla de quesos para fiestas y bodas | Consejos en vídeo

146
Published on 31 diciembre, 2015 by Los Gourmeteros

¿QUIERES PREPARAR UNA ESTUPENDA TABLA DE QUESOS?

Para sorprender a tus invitados en cualquier fiesta que organices en casa, para ir abriendo boca con un fantástico entrante, para poner el colofón final de una buena comida, para una merienda especial… una buena tabla de quesos es siempre garantía de éxito.

No hace falta que te compliques mucho, una tabla de quesos sencilla pero con una bonita presentación, con los quesos bien cuidados y con sus acompañantes perfectos. No te pierdas nuestro vídeo, todos los secretos en 4 claves para preparar una buena tabla de quesos.

1. LOS TIPOS

Un numero adecuado de quesos se encuentra entre 5 y 10, lo que debes considerear es abrir el abanico de quesos sirviendo en la tabla quesos de diferentes tipos de leche y de diferentes texturas.

El orden de degustación es muy importante, empezando por los más suaves y terminando por los más fuertes y especiados, para no contaminar el paladar con el sabor intenso de los últimos. Para no confundir a tus invitados durante la cata, imagina que la tabla es un reloj, de tal manera que el sitio ocupado por las 12 del mediodía debe coincidir con el primer queso a degustar.

2. LA PRESENTACIÓN

Una tabla de madera, un plato de pizarra…, lo que no debes olvidar es que cada queso tiene su corte: los curados como el manchego o el idiazábal se cortan en forma de cuña y después en triángulos; los duros como el parmesano o el mahón se rompen en trozos o en lascas; los untables o más cremosos se suelen presentar enteros para que cada comensal se sirva la porción que desee.

Muy importante también es la conservación. Acuérdate de sacar los quesos de la nevera unos minutos antes para que se atemperen pero corta los quesos poco antes de servirlos, deben estar a unos 20-25 ºC. Una vez terminada la degustación vuelve a guardar los queso cubriendo los cortes con un film de plástico y llévalos a la nevera.

3. LOS EXTRAS

Panes diversos: El pan es uno de los acompañantes que más le gusta al queso. Pan blanco, tostado, de cereales o incluso con diferentes ingredientes dentro de su masa. Los crackers también son un fantástico extra para el queso.

Frutas frescas: uva, manzana, pera… Los sabores de estas frutas se complementan con los del queso.

Frutas secas: dátiles, higos, pasas, orejones… son también muy idóneos para acompañar una tabla de quesos. Potencian, además, el sabor de los quesos curados y fermentados.

Frutos secos: como las nueces, almendras, piñones o pistachos… Los frutos secos constituyen un motivo decorativo adecuado y, además, pueden tomarse entre queso y queso.

Miel, mermeladas, dulce de membrillo, confituras.

Otros extras que pueden ser interesantes: ¿Te atreves a probar el queso curado con unos granitos de café?

4. EL MARIDAJE

Si eliges vino puedes decantarte por un vino blanco que sea ligero y afrutado, o por uno más seco y ácido. También puedes servir un tinto joven y ¡no olvides el cava! El cava siempre va bien con el queso y además ayuda a limpiar el paladar entre queso y queso.

Las cervezas rubias suelen armonizar muy bien con el queso, las más tostadas y amargas son más difíciles de encajar, pero ¡¡es cuestión de probar!!

Para quien no pueda tomar bebidas alcohólicas, los zumos de frutas ácidas como la manzana, o dulces como el mosto, también acompañan de maravilla a los quesos.

Mándanos tu tabla de quesos, ¡seguro que con estas claves preparas una tabla 10!

Category Tag
           

Add your comment

Your email address will not be published.